El huerto en invierno (Enero)

Mira estos libros interesantes sobre la huerta

Las personas que viven en la ciudad apenas se dan cuenta del cambio de las estaciones, pero cuando se posee un huerto todo cambia de dimensión. A partir de ese momento las estaciones adquieren una gran importancia; son ellas las que marcan el reloj biológico de la naturaleza. En cada una de ellas hay que realizar las tareas que van a permitirnos tener éxito en la cosecha, si se nos olvida una labor vital en una determinada época del año en algún otro momento futuro sentiremos las consecuencias.

El invierno es un buen momento para reflexionar y hacer un balance de la temporada anterior, y también es el momento de planificar nuestra plantación de cara al año que comienza. Podemos aprovechar esta época de menos actividad para revisar las herramientas, reparar los setos, los senderos, el invernadero… etc.

Aunque de cara a la huerta sea una época menos exigente el invierno también tiene sus labores. En los climas templados se pueden cultivar gran variedad de hortalizas. Es el momento de sembrar y cosechar las coles de otoño, hacer algún bancal de ajos puerros, hay que limpiar las malas hierbas de los ajos que hemos sembrado al final del otoño, es el momento de hacer los semilleros de cebollas de cara a la próxima primavera.  En nuestro huerto también sembramos lechugas, espinacas, escarolas, ajos puerros, cebollas tempranas. A finales de Enero sembramos los guisantes y plantamos nuestro bancal de patatas tempranas. Es la época de reponer el bancal de fresas

Algunos hortelanos siembran plantas de cobertura con dos finalidades, que protejan a la tierra de la erosión y para incorporarlas como abono verde. En nuestro caso, como utilizamos la técnica del bancal profundo, durante esta época preparamos los bancales con abundante incorporación de compost. Esta técnica consiste en hacer una labor profunda de la tierra una sola vez al año para las distintas cosechas. Poco a poco iremos viendo en qué consiste.

Si tenemos árboles frutales es el momento de trasplantarlos, de la poda, los injertos…etc.

Así que como podéis comprobar durante esta época hay muchas labores que hacer para disfrutar de la huerta y seguir en contacto con la naturaleza.


Posted in Diario and tagged , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *